La sombrita pasa una noche fuera de casa

por Jexweber el jueves, 10 de julio de 2008

8 de la mañana, me levanto, me ducho, desayuno algo rapidito, me enfundo la chupa de cuero ya que hay 20 grados en la calle y hace un poco de rasca, a eso de las 8:30 nada más salir de Moraleja City, oigo un ruido metálico chocando contra el suelo varias veces, miro hacia abajo y veo desnudo el tubo de escape de la sombrita, miro por el retrovisor y observo en mitad del firme un trozo del embellecedor del tubo de escape, en la siguiente rotonda doy la vuelta para recogerlo, me tengo que parar por desgracia en el arcén, me bajo de la sombrita y lo recojo, vuelvo a emprender la marcha.
Hasta ahí bien, pero al recorrer unos 5 KMS o así, empiezo a notar como la sombrita va dando bandazos de un lado a otro, yo la llevo recta, pero es como si la rueda de atrás fuese a su bola, miro hacia atrás y abajo y veo que esta la llanta en el suelo, ¡DIOS!¡He pinchado!, me tengo que parar en un lugar muy malo, justo en la entrada de una curva y con un arcén muy pequeño, apenas medio metro y estrechándose, los camiones me pasan muy cerca y el aire casi me tira, a lo lejos veo la gasolinera BP de la Princesa, dirección Villaviciosa de Odón, justo en frente de Móstoles, entonces empiezo a empujar la sombrita para llegar hasta la estación de servicio, con tan mala suerte que para llegar hasta ella se estrecha del todo el arcén y hay que cruzar una vía de servicio que está separada por un bordillo de unos 30 cms, no puedo levantar la sombrita a pulso, así que la arranco y empiezo a acelerar para subirla, de repente el motor se me queda encima del bordillo y la moto no avanza, así que tengo que coger fuerzas y levantarla de atrás, lo consigo y atravieso la vía de servicio, después de muchos esfuerzos y una gran sudada por la chupa de cuero, los guantes y el casco llego a la gasolinera e inflo la rueda a ver si me aguanta para llegar a un taller, tras inflarla en menos de un minuto se me deshincha por completo, así que le echo agua, la vuelvo a inflar y compruebo que se va el aire por todos los orificios de los radios de la rueda, así que saco los papeles del seguro, llamo y la media hora aparece la grúa, la subimos, la atamos firmemente y nos dirigimos al taller de motos más cercano.

Llegue tarde al trabajo y la pobre sombrita ha pasado la noche fuera de casa, me han llamado del taller y esta tarde voy a recogerla, han tenido que cambiar la cámara entera, ya que se ha rajado por algún cuerpo extraño que ha atravesado la cubierta.

Sin comentarios para "La sombrita pasa una noche fuera de casa"

Tu opinión es importante

Puedes dejar tu comentario aquí: